Astro, más allá de una familia (II)

a Espai Creatiu/Opinem
 Por Dagda Ryan 

Capítulo 2: Stella Pristini

Mientras la vida de Andrómeda transcurría sin grandes cambios ni viajes lejanos, Stella Pristini, la estrella más antigua del universo (como así sugiere su nombre), no paraba de transitar entre galaxias a través de múltiples agujeros de gusano. El motivo de tantos y tan lejanos viajes por todo el universo era justamente su trabajo, que consistía en crear estrellas y custodiarlas, asegurando que crecían en harmonía dentro de sus correspondientes galaxias, y que cuando era el momento de morir, lo hacían sin causar catástrofes a su alrededor, sino quedando incorporadas en agujeros negros o en nebulosas. 

Stella Pristini era un ser muy especial. Era sabia, cariñosa, persistente, prudente y erudita. Había cumplido a la perfección con su responsabilidad durante innumerables milenios, pero ahora se estaba apagando y necesitaba asegurar el futuro del universo encontrando un modo de seguir creando estrellas. Para conseguir este objetivo, tenía en sus manos únicamente la capacidad de viajar a todas las galaxias y su poliformismo, que le permitía cambiar su tamaño y aspecto de gigante bola de fuego a una criatura fantástica que parecía una mezcla entre persona humana y fénix. Stella Pristini tenía una última misión por cumplir y estaba dispuesta a encontrar un ser que la pudiera ayudar, aunque tuviera que recorrer el universo entero.

Tags:

El més recent de

Anar a dalt